Los niños de pediatría del Hospital Vega Baja tendrán a los superhéroes durante sus tratamientos

28 de junio de 2018 a las 12:47  

El servicio de Pediatría del Hospital de Orihuela recibe una donación de carcasas con motivos infantiles de superhéroes que cubrirán las bolsas de medicación de los más pequeños gracias a una iniciativa solidaria.

Esta iniciativa surge a través de una masiva respuesta en las redes sociales españolas tras la idea desarrollada por el Centro Oncológico del Hospital A.C. Camargo en São Paulo. Desde este centro se ideó la creación de cajas decoradas con los personajes favoritos de los niños para cubrir la medicación de los enfermos oncológicos. En concreto el padre de un niño enfermo de leucemia lanzo un tuit para saber dónde podía conseguir una carcasa para su hijo. Tras este llamamiento, un numeroso grupo de personas con impresoras 3D de toda España respondieron ofreciendo ayuda para elaborar estas carcasas, creando así una comunidad solidaria denominada Maker

Estíbaliz Martínez Pardo y José María Fernández Del Viejo son los responsables de impulsar y trasladar esta idea solidaria a la Vega Baja. Gracias a sus ganas de compartir, ayudar y aprender ha sido posible que esta idea global llegue al Hospital de Orihuela. La experiencia personal de Estibaliz ha estado marcada por un contacto estrecho con el mundo hospitalaria por su salud. “Cuando conocí esta iniciativa me vi de alguna manera atraída y volviendo a mi niñez y a mi presente, haciéndome esta única pregunta: y si cada vez que he estado ingresada, desde mis 12 años, hubiera tenido una oportunidad como ésta”, ha expresado Estibaliz.

Estibaliz contactó con la comunidad de Maker (Cajas superhéroes) y recopiló toda la información necesaria para poder implicarse en la iniciativa “Tengo una impresora 3D y conocimientos de diseño e impresión, así que me animé y empece con mis diseños”, ha comentado Estibaliz. José María Fernández Del Viejo colabora junto con Estibaliz en la creación de las cajas aportando el filamento, imprimiendo para poder crearlas y proporcionarme el medio de transporte y accesorios para traer hasta aquí las cajas. “Este proyecto es realmente una cosa que me ilusiona, que me gusta, me motiva y me mueve y hace sentir. Pienso en todos los niños y niñas que van a disfrutar de estas cajas”, ha afirmado José María Fernández Del Viejo. Asimismo durante la entrega a trasmitido su convencimiento y creencia en el proyecto , en lo que significa, en su misión, en el porqué de su existencia. “Saber a quién beneficia y la importancia de tu colaboración es una gran recompensa”, ha destacado el Maker

Cabe destacar que es un proyecto donde todos pueden participar, incluso de una forma virtual, desde casa y de forma voluntaria gracias a la evolución de las nuevas tecnologías, como es la impresión 3D, de hecho algunas de las cajas impresas son aportaciones de Makers españoles a la iniciativa de la Vega Baja. Es una corriente que pretende que cualquier persona que tenga una impresora 3D pueda ayudar. “Toda persona con las herramientas necesarias y que quiera participar puede aportar la creación de estas maravillosas cajas para arrancar una sonrisa a los más pequeños, incluso a sus familiares, porque la ilusión es algo común”, ha señalado José María

La entrega de las carcasas ha comenzado en el hospital de Orihuela, por la cercanía con los impulsores del proyecto y su vinculación al centro. “La idea es que pueda ser extensible a más centros e involucrar a todo el que quiera participar con su creaciones y tengas las herramientas necesarias para imprimir cajas”, ha matizado Estibaliz.

Un total de 22 cajas se han hecho entrega en el Servicio de Pediatría del hospital, con el objetivo de mejorar y hacer más divertido los tratamientos farmacológicos intravenosos de los más pequeños y que puedan creer que son superhéroes. La tecnología 3D forma parte de un mundo revolucionario que conforma la Investigación y el Desarrollo ( I+D ), en el ámbito de la salud cada vez son más sus usos e implicaciones. “Aunque esta iniciativa no cura, es una terapia de sonrisas para los más pequeños”, ha trasmitido Estibaliz.

El director de enfermería del Hospital de Orihuela, José Francisco García Gómez, ha destacado que “este tipo de iniciativas favorecen la creación de un entorno diferente para los niños, junto con ésta y la decoración del servicio con las paredes pintadas de colores simulando un bosque, gracias a la Universidad Miguel Hernández, el hospital apuesta por espacios más humanos donde los más pequeños encuentren un entorno amable y divertido”.